La gestión de proyectos ágiles en grupos de trabajo tiene todo tipo de beneficios para la empresa. Los grupos de trabajo son la base de la agilidad corporativa, por eso debemos tener claro su funcionamiento. La fase de implantación determina la posterior trayectoria de nuestro proyecto, es importante determinar desde el principio sus mecanismos.
Antes de repasar los principales consejos para implantar la gestión de proyectos ágiles, vamos a determinar las ventajas de este proceso.

 

Beneficios de implantar la gestión de proyectos ágiles en grupos de trabajo

  • Una de las claves de la gestión Agile es la adaptación, se puede trabajar con un mismo modelo en diferentes situaciones.
  • El producto mínimo viable permite que la empresa pueda desarrollar productos mucho más rápido.
  • Se favorece la implantación de cambios e innovación en cualquier parte del proyecto.
  • Un entorno Scrum facilita los procesos de trabajo.
  • La gestión Agile favorece la implicación por parte del grupo.
  • El feedback con el cliente permite que nos ajustemos a sus demandas.

 

Cómo implantar la gestión de proyectos ágiles en un modelo de negocio

Es posible realizar un cambio drástico que establezca grupos ágiles en toda la empresa, sin embargo lo habitual es comenzar poco a poco. Estos son algunos consejos prácticos para implantar el concepto Agile en empresas, independientemente de cual sea su sector productivo.

  • Comienza por proyectos experimentales que eviten modelos organizativos tradicionales.
  • Confía desde el primer momento en la autogestión del grupo.
  • Plazo, coste y calidad son restricciones que deben ser tenidas en cuenta en todo momento.
  • Básate en la idea de agilidad, sin generar tensiones en el grupo.
  • Implanta métricas y mecanismos de evaluación de manera continua.
  • Durante los primeros contactos conviene seguir las pautas de alguna de las metodologías ágiles estándar. Con el tiempo, habremos interiorizado las claves de la agilidad y podremos aplicarlas con criterio, a media de nuestras necesidades y circunstancias.
  • Aporta visibilidad a los proyectos ágiles. Aunque estén en fase de implantación deben ser conocidos por toda la plantilla.
  • No todo va a ser perfecto desde el principio. Siempre será necesario hacer ajustes.

 

Cuándo puedo comenzar a organizar grupos ágiles

La respuesta es sencilla: en cualquier momento. Si vamos a establecer un primer grupo de contacto es necesario que se conozcan las bases ágiles. Los cursos de agilidad son la mejor manera de acercarse a los procesos ágiles, conocer sus ventajas y manejar las herramientas que nos permitan crear un entorno óptimo.
Para poner en marcha un grupo ágil debemos familiarizarnos con la agilidad. Establecer procesos de trabajo y objetivos adecuados dependerá de nuestros conocimientos sobre agilidad.

 

En Solving Ad Hoc te ofrecemos una experiencia a medida de tus necesidades reales de cambio y adaptación, con la Agilidad como compañera de viaje en tu Transformación Digital: